La mujer en el universo NFT: 3 cubanas criptoartistas

9 de mayo de 2021

El arte, como la mayoría de las manifestaciones, ha estado históricamente dominado por hombres. Pero en la época más radical del feminismo, la estadística predominante ya no es una excusa para dejar de hacer algo, cuando se quiere realmente.

Cuba cuenta con una amplia representación de mujeres que han dejado su huella en el mundo del arte. Desde Viengsay Valdés, la joven directora del Ballet Nacional de Cuba, pasando por la galardonada músico Haydee Milanés, hasta la octogenaria y talentosa Lesbia Vent Dumois, Premio Nacional de Artes Plásticas, las cubanas han protagonizado las más laureadas plataformas artísticas, demostrando que el verdadero talento no tiene género ni límites.

La mujer en el criptoarte

La más reciente aplicación de la tecnología blockchain, ha creado una bifurcación dentro del arte que brinda a los creadores la posibilidad de tokenizar su piezas para convertirlas en NFT (non fungibles tokens) que quedan registrados en la blockchain como un certificado de autenticidad de sus obras, y les permite comercializarlas por criptomonedas en marketplaces digitales. 

A pesar de la desafortunada baja presencia de las mujeres en el mundo tecnológico, en el criptoarte existen varias líderes femeninas que han puesto en alto al género por su talento sin parangón y el éxito cosechado en las finanzas descentralizadas.

Internacionalmente, destaca Josie, la estadounidense que lleva 4 años creando arte criptográfico, a modo de bitácora de la historia del ecosistema cripto. La artista ha participado en las más importantes conferencias sobre blockchain como NFT NYC y Satoshi Roundtable.

De la madre patria, nos llega el trabajo de la barcelonesa Gala Mirissa, quien expone en varias galerías digitales trabajos que combinan la fotografía y los gráficos en movimiento.

Sudamérica también cuenta con exponentes femeninos en el mundo del criptoarte; tal es el caso de CECHK, seudónimo utilizado por Gabriela Cecchin, una criptoartista brasileña. 

Cubanas criptoartistas

Si bien es cierto que Cuba recién comienza a adentrarse en este mundo, las féminas no se han quedado rezagadas en la innovadora carrera tecno artística que han iniciado los NFT.

Entre los pocos cubanos que han logrado mintear y vender sus piezas como tokens no fungibles, está representada la mujer.

El equipo de Cuban Crypto Art se ha dado a la tarea de rastrear el trabajo de 3 de ellas, que merecen un reconocimiento especial por ser pioneras femeninas del arte criptográfico cubano.

Alejandra Glez

Alejandra Glez. Foto: Instagram

La artista visual, nacida en la Habana, ha elegido la fotografía como principal forma de expresión, aunque ha incursionado también en el video arte, la plástica y el performance. Es reconocida por la peculiaridad de su trabajo fotográfico que la propia artista define como feminista, y que aborda el desnudo como descontextualización de cuerpo sexuado. 

Obra de Alejandra Glez. Foto: Instagram

Lo que más llama la atención de Alejandra es su temprana evolución y el vertiginoso crecimiento de su carrera. La joven tiene tan solo 24 años y ya ostenta varios premios, entre los que destaca el IV Premio de Fotografía Joven de La Fundación Enaire, conectado con la prestigiosa exposición de PhotoEspaña, a la cual ha sido invitada.

Su incursión en el criptoarte ocurrió gracias a Clit Splash, un colectivo exclusivamente femenino, que se encarga de realizar la curaduría de los NFT de artistas cubanas, para incluirlos en sus colecciones en diversos marketplaces 

Luisa Ausenda, una de las creadoras de Clit Splash, curó el primer drop de Alejandra Glez, que fue vendido en tan solo 9 minutos.

Explosive Breasts por Alejandra Glez. Foto: Fragmento de la obra

Descripción de la obra: Explosive Breasts se erige como una síntesis visual de las principales preocupaciones artísticas de Alejandra Glez.

Por un lado, muestra su punto de vista irónico pero profundamente feminista con la animación de video que muestra senos femeninos de diferentes formas y colores volando como globos y luego explotando en el aire, chorreando leche y cubriendo la cámara como si estuvieran hechos de plastilina. Por otro, a través de las ediciones limitadas de “Ausencia” y “Presencia” y el video “Ausencia-Presencia”,  reflexiona sobre la incómoda verdad de cómo la mayor parte de la violencia contra las mujeres queda impune. Por último, con la obra “Límites del cuerpo y el espacio”,  retrata la fascinación de Glez por la arquitectura y la repetición de gestos y movimientos corporales en el espacio.

La joven hizo historia, al ser la primera cubana en subastar un drop NFT. Su lugar en la vanguardia del criptoarte cubano es inamovible y el futuro de su carrera profesional augura grandes cosas.

Claudia Padrón 

Claudia Padrón. Foto: Cortesía de la artista.

La fotógrafa matancera estudió Ciencias de la Información en La Universidad de La Habana, pero sus pasos la llevarían a encontrar, más tarde, una pasión por las artes visuales y a sentir, detrás del lente, la verdadera realización profesional. Cursó varios postgrados y talleres en la Facultad de Artes Visuales del Instituto Superior de Diseño. Fue invitada a participar en la XIII Bienal de La Habana en Matanzas, en el proyecto Ríos Intermitentes; y desde hace cuatro años, forma parte del comité organizador del Festival Matanzas Jazz.

Fue, justamente, en el Festival de Jazz donde nació la feliz idea de diseñar una vibrante exposición fotográfica, a modo de relatoría de las pasadas ediciones y como un merecido homenaje a la música cubana. Las fotos fueron minteadas como NFT en Open Sea, y se encuentran disponibles en una exposición 3D en la plataforma art.kunstmatrix

Exposición Fotográfica Jazz Tones. Disponible hasta el 30 de mayo del 2021

Descripción: En atmósferas llenas de matices visuales y sonoras como las que rodean al mundo del Jazz, la propuesta de la fotógrafa se atreve a develarnos las imágenes digitales en blanco y negro en un evidente guiño vintage. Presumiendo de un rango dinámico siempre subordinado al momento preciso de la acción. Nos enrolamos junto a ella en uno de los festivales de Jazz más jóvenes de Cuba. El Festival concebido en el mismo corazón de la provincia que otrora viese nacer a géneros musicales como la Rumba y el Danzón, es la reafirmación de una identidad propia que rige como protagonista en la totalidad de sus escenarios.

Además de esta magnífica exposición, la fotógrafa posee otras piezas tokenizadas que exploran la decadencia del patrimonio y su interacción con la sociedad y la descontextualización de objetos de la vida cotidiana. Es una joven promesa del criptoarte, ejemplo de evolución constante y resiliencia. 

Teatro principal Matanzas por Claudia Padrón. Foto: Behart

Adriana Perez

Adriana Pérez. Foto: Twitter

A propósito del día de las madres, esta cubana merece una ovación especial. Egresada de la Academia de Bellas Artes San Alejandro, Adriana es una artista plástica que ha realizado varias exposiciones individuales y colectivas, y su obra la hizo merecedora del Premio Iberoamericano Casa de Las Américas.

Su principal motor es el amor a su familia. Es madre de una pequeña que ha inspirado una serie de bellísimas pinturas.

Obra de Adriana Perez. Foto: Instagram

El criptoarte llegó a ella a través del prometedor proyecto Nft.FAC, un espacio que pretende agrupar todas las artes cubanas en un mismo lugar y promover el trabajo de los jóvenes artistas recién iniciados en el mundo NFT.

La plataforma patrocinada por Fábrica de Arte Cubano, lanzó el primer drop de Adriana Pérez en Open Sea, en días pasados.

Ritual de paso por Adriana Pérez. Foto: Instagram

Descripción: La motivación de su trabajo se fundamenta en sus vivencias personales, en conflictos que condicionan su existencia como mujer.  Una lectura femenina de las preguntas que surgen desde su punto de vista sobre la construcción individual del ser humano, los roles que le asigna la sociedad y la batalla por definirse como única y excepcional, y las barreras encontradas en el camino elegido.

Con su primer drop, la artista apuesta por una nueva forma de arte, sin dejar de lado los métodos tradicionales, pero pensando en el futuro que los NFT han creado para todos los creadores.

Las mujeres han tenido que luchar con uñas y dientes por hacerse de un lugar en una sociedad machista y llena de prejuicios. Aún no es tiempo de descansar, queda mucho terreno por conquistar para alcanzar el lugar que realmente merecen. Pero por una vez, está bien detenerse, mirar alrededor y regocijarse de todo lo logrado. 

Cuban Crypto Art quiere celebrar el talento y el valor de esas mujeres que nos sorprenden y emocionan con su arte.

Comentarios 0

bperezo
bperezo
Responder

wonderfull work

13 de mayo de 2021
Adriana Pérez Mugia
Adriana Pérez Mugia
Responder

Muchas gracias. Por incluirme.

13 de mayo de 2021
Sheyla Ruiz Suárez
Sheyla Ruiz Suárez
Responder

Mucha suerte en tus futuros proyectos

14 de mayo de 2021

Deja una respuesta

Su dirección de correo no sera publicada Campos obligatorios *