MOCCA

Colecciones de animales NFT, una nueva tendencia del criptoarte

Cryptokitties

Todos los que interactúan con los non fungibles tokens han escuchado hablar de los Cryptopunks, el primer proyecto NFT, lanzado en 2017, que inspiró el movimiento de criptoarte moderno y que consiste en 10.000 personajes coleccionables únicos cuya propiedad está registrada en la blockchain de Ethereum.

Siguiendo una línea similar, surgieron, ese mismo año, los CryptoKitties. Se trata de un sencillo juego cuya temática central es la colección y cría de gatitos virtuales, con atributos únicos y diversos grados de rareza, que pueden ser intercambiados y mezclados entre sí para obtener especies más raras.

Fue tal el éxito de estos proyectos que el fenómeno NFT se disparó, iniciando toda una avalancha de nuevas ideas y grandiosas asociaciones alrededor del arte criptográfico. La curva fue creciendo exponencialmente y, aunque el 2020 fue un gran año para los non fungibles tokens, el 2021 avanza con más furor en lo referente a los coleccionables.

Especialmente, han surgido gran cantidad de proyectos dentro de las categorías de avatars, juegos interactivos o metaversos que incluyen colecciones NFT de miles de personajes animados generados algorítmicamente. Los protagonistas de este nuevo Boom de coleccionables son precisamente los animales: reales, fantásticos y en versiones originales y divertidas, pero, sin dudas, una de las modalidades más populares del momento entre los desarrolladores de proyectos NFT.

Bored Apes Yacht Club

Bored Apes Yacht Club. Foto: The Business of business

La tendencia de los avatars parte del hecho de que son muy divertidos, pero además resultan funcionales para interactuar en las redes sociales que gobiernan las vidas de un número cada vez mayor de personas. Los creadores del proyecto BAYC usaron también otro gancho: la exclusividad.

Los Bored Apes son una colección de 10.000 simios generados mediante un algoritmo. Cada uno contiene una combinación única de rasgos elegidos aleatoriamente entre 170 opciones posibles. Los tokens funcionan como membresía al Bored Apes Yacht Club, atrayendo a los coleccionistas, entusiasmados por integrar un grupo de élite en el que todos los integrantes comparten intereses comunes.

El BAYC vio la luz el 23 de abril del 2021. Al comienzo, tuvo muy pocas reacciones. Se acuñaron apenas unos cientos de simios por 0,08ETH, pero el arte no fue revelado a sus dueños hasta una semana después. Cuando el contenido fue desbloqueado, los simios se expandieron como la pólvora. Se convirtieron en el tema principal entre las comunidades NFT de Twitter y Discord, y el 31 de abril los tokens ya se habían agotado.

Lo que sucedió a continuación fue una completa locura. Todos comenzaron a usar los simios en sus perfiles sociales. En Twitter se inició la campaña #ApeFollowApe y en la web de BAYC se creó una sesión llamada The Bathroom” que consistía en un lienzo comunitario en el que cada miembro del club tenía derecho a dibujar un pixel. En las redes sociales surgieron subgrupos de simios basados en atributos específicos como el tipo de piel. Los simios más raros se convirtieron en los más cotizados, y el precio en mercados secundarios como Open Sea continúa creciendo aceleradamente.

Crypto Alpacas

Crypto Alpaca. Foto: Crypto Apaca Website

Una de las campañas de merchandising de Bitcoin, lanzada años atrás, promocionaba la venta de unos calcetines confeccionados con lana de alpaca que podían adquirirse usando la criptomoneda. Desde entonces, ha existido un vínculo especial entre Bitcoin y las alpacas (animales domésticos muy parecidos a las llamas con una lana suave y cálida). Algunos hasta han llegado a considerar a las alpacas como la mascota del proyecto.

Sin embargo, estos nobles animales tomaron un camino propio, convirtiéndose en los protagonistas de su propio Metaverso.

Alpaca City es un mundo virtual construido sobre las blockchains de Ethereum y la Binance Smart Chain que permite a los usuarios criar y recolectar alpacas para obtener recompensas.

El juego combina el ecosistema Defi con el universo NFT. Cada alpaca es un token no fungible generativo compuesto por 12 rasgos diferentes y únicos. Al alimentarlas, los usuarios generan Alpha, el token nativo del metaverso, que se utiliza dentro del ecosistema, o puede emplearse para votar en la comunidad y tomar decisiones sobre el fondo comunitario.

Este interesante proyecto en continuo desarrollo atrae a jugadores virtuales de todas partes, adictos al mundo crypto, que desean generar ingresos de una forma fácil y entretenida.

Super Yetis

Super Yetis. Foto: Super Yeti Website

La corriente de los coleccionables alcanzó también a los desarrolladores 3D. El 8 de junio del 2021 vieron la luz 10.000 yetis, convertidos en tokens ERC-721, respaldados por almacenamiento IPFS y registrados en la blockchain de Ethereum. Los Super Yetis son personajes interactivos 3D cuyos atributos se eligen al azar mediante un algoritmo secreto. Los rasgos posibles son 88 con 5pistas, existiendo casi un millón de combinaciones posibles.

El objetivo de este proyecto es financiar un juego multijugador, previsto para el 2022, en el que los yetis podrán poseer tierras, reproducirse y competir para proteger el Yetiverse. Tras su lanzamiento, los tokens se agotaron en apenas 4 días, superando el número de los 2500 propietarios. Aunque es un proyecto en desarrollo, la respuesta recibida por parte de la comunidad de criptousuarios ha sido efervescente. Las plataformas de Twitter y Discord de los Super Yetis continúan creciendo y se especula que existen celebridades implicadas, lo cual augura un futuro prometedor para el proyecto.

Como un plus, los desarrolladores apoyan una causa benéfica. El 5% de la preventa total se dedicó a organizaciones sin fines de lucro que luchan contra el tráfico humano de India a Nepal.

Limitaciones y ventajas

Mucho se ha debatido sobre el riesgo que representa para los inversores la burbuja especulativa que rodea los NFT. El precio de los tokens no fungibles está desconectado de su valor real. La especulación y el reciente furor existente en torno a este mundo infla los precios y millones de dólares se gastan en activos que no representan más que lo que la gente cree de ellos.

La gran cantidad de proyectos homólogos saturan el mercado y al existir tanta competencia es más complejo destacar, por no mencionar que continuamente surgen intentos de estafas con la intención de desestabilizar la credibilidad de los proyectos serios.

No obstante, miles de personas continúan creando y coleccionando NFT. La gran cantidad de implicados es en sí misma una ventaja, pues garantiza que habrá muchos interesados en el éxito de esta nueva forma de comercializar el arte. La transparencia y la descentralización son elementos claves. Los desarrolladores hacen pública toda la información acerca de los proyectos que ejecutan y declaran los beneficios presentes y futuros que pueden generar, ganando la confianza de los coleccionistas.

Los componentes más importantes de los coleccionables NFT son la rareza de sus atributos, los datos y la estética coincidente. Ejecutados correctamente crean un efecto de red y un crecimiento acelerado de la comunidad, con una participación impresionante. La comunidad se convierte en su equipo de marketing orgánico y en una reserva de súper fanáticos necesaria para la longevidad dentro del espacio NFT en constante evolución. Los coleccionables NFT, pese a sus posibles limitaciones, están orientados a garantizar la autenticidad, la propiedad y la procedencia de un activo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.